Dr. Jaroslav Fleites Martinez, médico cubano atendendo moradores do Bairro Aparecida, no município de Antonio Prado (RS). 

Por Chico Sant’Anna

As fotos usadas nesse artigo são do fotógrafo Araquem Alcantara, que percorreu 38 cidades onde o Mais Médico se fazia presente. A documentação resultou no livro Mais Médico. Outros detalhes, clique aqui.

 

Em nota oficial do ministério da Saúde de Cuba, datada de 14/11, o país caribenho comunica as autoridades brasileiras que não mais participará do programa Mais Médico, que está quatro mil municípios brasileiros, inclusive no Distrito Federal, e faz uma cobertura a 63 milhões de brasileiros.

Para Brasília foram disponibilizadas 111 vagas, mas o sistema de inscrição do programa apontava a existência de 46 vagas não preenchidas.

O motivo da retirada de Cuba, segundo a nota, são as recentes declarações do presidente eleito, Capitão Jair Bolsonaro, em relação à participação cubana no projeto.

“El presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, con referencias directas, despectivas y amenazantes a la presencia de nuestros médicos, ha declarado y reiterado que modificará términos y condiciones del Programa Más Médicos, con irrespeto a la Organización Panamericana de la Salud y a lo convenido por esta con Cuba, al cuestionar la preparación de nuestros médicos y condicionar su permanencia en el programa a la reválida del título y como única vía la contratación individual ” – salienta o ministério da Saúde de Cuba

O ministério relembra que participa do programa desde agosto de 2013. “Nesses cinco anos de trabalho, cerca de 20 mil colaboradores cubanos atenderam a 113 milhões 359 mil pacientes distribuídos por mais de 3.600 municípios brasileiros onde habitam 60 milhões de brasileiros. A participação dos médicos cubanos teve em seu ápice 80% dos médicos envolvidos no programa. Mais de 700 municípios brasileiros tiveram um médico pela primeira vez na história” – diz a nota.

O objetivo maior do programa é chegar com serviços de saúde às periferias, municípios pequenos, comunidades quilombolas, indígenas ou assentadas, além de localidades no sertão nordestino ou populações ribeirinhas. Locais onde o número de médicos é insuficiente ou onde não haja profissionais.

Segundo fontes próximas à Embaixada de Cuba, em Brasília, a decisão de se retirar do programa é unilateral e deve ser implementada de imediato. A previsão é que até dezembro todos os profissionais cubanos tenham voltado à Havana.

No início desse ano, a senadora Lídice da Mata (PSB-BA) apresentou ao Senado Federal um relatório sobre o desempenho do programa. O diagnóstico de mais de 100 páginas contou com auditorias de órgãos de fiscalização e controle, dados de pesquisas acadêmicas e estatísticas, e avalia-se que, entre 2013 e 2017. Ele traz dados do Conselho Federal de Medicina apontando que os médicos do Mais Médicos representavam 48% dos profissionais em atuação na Atenção Básica de Saúde no Brasil. Segundo o relatório, o volume de internações por diarreia e gastroenterite infecciosas – doenças que estão diretamente ligadas à falta de atendimento primário – diminuiu cerca de 35% nos três primeiros anos de funcionamento.

Até 2017, 17.071 médicos atuavam pelo Mais Médicos, sendo 5.247 vagas ocupadas por brasileiros, 3.271 intercambistas de outros países; e 8.553 médicos cubanos que participam por meio de cooperação com a OPAS.., o programa tenha custado mais de 13 bilhões de reais aos cofres públicos. Os médicos são contratados como bolsista. O valor da bolsa é de R$ 11.520 e não há vínculo empregatício.

Dr. Jean-Gardy Merceus, cubano, que atende moradores de comunidades ribeirinhas no município de Manacapuru (AM)

Veja a íntegra da nota

Fuente: Ministerio de Salud Pública de Cuba 14 Noviembre 2018

Ministerio de Salud Pública de Cuba

El Ministerio de Salud Pública de la República de Cuba, comprometido con los principios solidarios y humanistas que durante 55 años han guiado la cooperación médica cubana, participa desde sus inicios en agosto de 2013 en el Programa Más Médicos para Brasil. La iniciativa de Dilma Rousseff, en ese momento presidenta de la República Federativa de Brasil, tenía el noble propósito de asegurar la atención médica a la mayor cantidad de la población brasileña, en correspondencia con el principio de cobertura sanitaria universal que promueve la Organización Mundial de la Salud.

Este programa previó la presencia de médicos brasileños y extranjeros para trabajar en zonas pobres y apartadas de ese país.

La participación cubana en el mismo se realiza a través de la Organización Panamericana de la Salud y se ha distinguido por ocupar plazas no cubiertas por médicos brasileños ni de otras nacionalidades.

En estos cinco años de trabajo, cerca de 20 mil colaboradores cubanos atendieron a 113 millones 359 mil pacientes, en más de 3 mil 600 municipios, llegando a cubrirse por ellos un universo de hasta 60 millones de brasileños en el momento en que constituían el 80 por ciento de todos los médicos participantes en el programa. Más de 700 municipios tuvieron un médico por primera vez en la historia.

La labor de los médicos cubanos en lugares de pobreza extrema, en favelas de Río de Janeiro, Sao Paulo, Salvador de Bahía, en los 34 Distritos Especiales Indígenas, sobre todo en la Amazonía, fue ampliamente reconocida por los gobiernos federal, estaduales y municipales de ese país y por su población, que le otorgó un 95 por ciento de aceptación, según estudio encargado por el Ministerio de Salud de Brasil a la Universidad Federal de Minas Gerais.

El 27 de septiembre de 2016 el Ministerio de Salud Pública, en declaración oficial, informó próximo a la fecha de vencimiento del convenio y en medio de los acontecimientos en torno al golpe de estado legislativo judicial contra la presidenta Dilma Rousseff que Cuba “continuará participando en el acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud para la aplicación del Programa Más Médicos, mientras se mantengan las garantías ofrecidas por las autoridades locales”, lo cual se ha respetado hasta este momento.

El presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, con referencias directas, despectivas y amenazantes a la presencia de nuestros médicos, ha declarado y reiterado que modificará términos y condiciones del Programa Más Médicos, con irrespeto a la Organización Panamericana de la Salud y a lo convenido por esta con Cuba, al cuestionar la preparación de nuestros médicos y condicionar su permanencia en el programa a la reválida del título y como única vía la contratación individual.

Las modificaciones anunciadas imponen condiciones inaceptables e incumplen las garantías acordadas desde el inicio del Programa, que fueron ratificadas en el año 2016 con la renegociación del Término de Cooperación entre la Organización Panamericana de la Salud y el Ministerio de Salud de Brasil y el Convenio de Cooperación entre la Organización Panamericana de la Salud y el Ministerio de Salud Pública de Cuba. Estas inadmisibles condiciones hacen imposible mantener la presencia de profesionales cubanos en el Programa.

Por tanto, ante esta lamentable realidad, el Ministerio de Salud Pública de Cuba ha tomado la decisión de no continuar participando en el Programa Más Médicos y así lo ha comunicado a la Directora de la Organización Panamericana de la Salud y a los líderes políticos brasileños que fundaron y defendieron esta iniciativa.

No es aceptable que se cuestione la dignidad, la profesionalidad y el altruismo de los colaboradores cubanos que, con el apoyo de sus familias, prestan actualmente servicios en 67 países. En 55 años se han cumplido 600 mil misiones internacionalistas en 164 naciones, en las que han participado más de 400 mil trabajadores de la salud, que en no pocos casos han cumplido esta honrosa tarea en más de una ocasión. Se destacan las hazañas de la lucha contra el ébola en África, la ceguera en América Latina y el Caribe, el cólera en Haití y la participación de 26 brigadas del Contingente Internacional de Médicos Especializados en Desastres y Grandes Epidemias “Henry Reeve” en Pakistán, Indonesia, México, Ecuador, Perú, Chile y Venezuela, entre otros países.

En la abrumadora mayoría de las misiones cumplidas los gastos han sido asumidos por el gobierno cubano. Igualmente, en Cuba se han formado de manera gratuita 35 mil 613 profesionales de la salud de 138 países, como expresión de nuestra vocación solidaria e internacionalista.

A los colaboradores se les ha mantenido en todo momento el puesto de trabajo y el 100 por ciento de su salario en Cuba, con todas las garantías laborales y sociales, como al resto de los trabajadores del Sistema Nacional de Salud.

La experiencia del Programa Más Médicos para Brasil y la participación cubana en el mismo demuestra que sí se puede estructurar un programa de cooperación Sur-Sur bajo el auspicio de la Organización Panamericana de la Salud, para impulsar sus metas en nuestra región. El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo y la Organización Mundial de la Salud lo califican como el principal ejemplo de buenas prácticas en cooperación triangular y la implementación de la Agenda 2030 con sus Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Los pueblos de Nuestra América y del resto del mundo conocen que siempre podrán contar con la vocación humanista y solidaria de nuestros profesionales.

El pueblo brasileño, que hizo del Programa Más Médicos una conquista social, que confió desde el primer momento en los médicos cubanos, aprecia sus virtudes y agradece el respeto, sensibilidad y profesionalidad con que le atendieron, podrá comprender sobre quién cae la responsabilidad de que nuestros médicos no puedan continuar prestando su aporte solidario en ese país.

La Habana, 14 de noviembre de 2018